El Espíritu del 48 El Espíritu del 48  
Google  
 
Web www.elespiritudel48.org
 Reseña Biográfica de Alfredo González Flores >   Inicio    Historia Revolución    Documentos    Donar  

Alfredo González Flores

Reseña Biográfica de Alfredo González Flores
1877-1962


Don Alfredo González nació en la ciudad de Heredia en el 15 de julio de 1877. Fue el primogénito de un numeroso hogar compuesto por dieciocho hermanos. Sus padres fueron Domingo González Pérez y doña Elemberta Flores Zamora.

Realizó los estudios primarios en las escuelas públicas de su ciudad natal, y los secundarios en el Liceo de Costa Rica de donde se graduó en 1896.

En 1897 ingresó a la Escuela de Derecho, obteniendo el título de Bachiller en Leyes en 1903.

Durante sus años de estudiante en la Escuela de Derecho, se interesó por todas aquellas materias relacionadas de las Ciencias Jurídicas, como la Filosofía del Derecho, Derecho Penal, Civil, Público, Romano, Comercial, entre otras. También se interesó por las Ciencias Económicas y su disciplina científica.

Desde sus primeros años de estudiante en la Escuela de Derecho, Alfredo González comenzó a intervenir en la política costarricense, combatiendo en contra don Rafael Iglesias.

Dedicado al comercio estableció un negocio en el Mercado Central de Heredia, para colaborar con el sostenimiento de su familia.

En 1898 viajó a Inglaterra, con el fin de radicarse en ese país y poner en práctica un proyecto comercial. Su estadía en Londres fue de mucho provecho para su formación intelectual. Le permitió ampliar y mejorar sus conocimientos de la lengua inglesa, la cual resultó de gran provecho durante su permanencia en Estados Unidos.

En 1905 regresa a Costa Rica y toma parte activa en la campaña política contra la candidatura del Lic. Cleto González Víquez. En 1910, fue electo diputado al Congreso para el período 1910-1914, durante la administración del Lic. Ricardo Jiménez Oreamuno.

Fue diputado, Primer Designado a la Presidencia y llamado al ejercicio del poder el 8 de mayo de 1914 por el Congreso, como resultado de un pacto entre las dos agrupaciones políticas con mayor número de votos: el Partido Republicano y el Duranista, porque ninguno de los tres partidos en lucha obtuvo en las elecciones la mayoría absoluta.

Llegó a la presidencia cuando el país atravesaba por momentos difíciles. Gobernó durante la Primera Guerra Mundial lo que trajo graves consecuencias para la situación financiera del Gobierno. Al negarse los bancos a facilitarle crédito, creó el Banco Internacional (hoy Banco Nacional) con poder para emitir moneda. De ahí en adelante el Estado entró a competir con la banca privada. Debido a sus ideas revolucionarias en el campo económico y fiscal, tuvo gran oposición. Más que un administrador, fue reformador.

Durante su administración, fundó la Escuela Normal de Heredia en 1915 y el Banco Internacional de Costa Rica (hoy Banco Nacional). Creó las Juntas de Crédito Agrícola, que logró el resurgimiento de la vida económica, comercial e industrial del país. Estableció los Almacenes Generales de Depósito, el sistema de Tributación Directa y la Ley del Impuesto de Beneficencia.

Se le considera una autoridad en cuestiones financieras y un gran precursor de la democracia dinámica. Era confiado y por estar tan dedicado a la realización de su obra administrativa, no hizo caso de las advertencias sobre deslealtad de sus colaboradores.

El 27 de enero de 1917, su propio Secretario de Guerra y Marina, Federico Tinoco, se hizo fuerte en los cuarteles y lo derrocó.

Siguió el consejo de sus otros ministros que pensaban en su seguridad personal y abandonó el país con rumbo a Estados Unidos de América, donde vivió tres años.

A finales de 1919 regresó a Costa Rica, e hizo publicar un documento llamado: "Manifiesto a mis conciudadanos".

A partir de ese momento, don Alfredo se apartó completamente de la política, escribiendo en muchas oportunidades artículos, los cuales publicaba en los medios de comunicación.

Posteriormente fue representante de Costa Rica en el exterior, trabajó en beneficio del reconocimiento de los derechos del país en distintos foros internacionales.

En mayo de 1922, contrajo matrimonio con doña Delia Morales Gutiérrez. Ese mismo año representó a Costa Rica como abogado ante Mr. White, el Chief Justice de los Estados Unidos.

Fue fundador y Presidente de la Junta Nacional de Electricidad. Ejerció la Presidencia de la Junta de la Escuela Normal y de la Municipalidad de Heredia.

Su último cargo público fue como presidente de la Junta Directiva del Banco Nacional de Costa Rica en 1936, pero a fines de 1940 se vio obligado a renunciar a su cargo por motivos de salud.

Se le declaró Benemérito de la Patria el 23 de julio de 1954.

Murió en Heredia el 28 de diciembre de 1962, a la edad de 85 años.

El presidente de la República, don Francisco J. Orlich, en las honras fúnebres dice lo siguiente:

"Don Alfredo González Flores forma parte de los inmortales, de aquellos que nunca mueren porque su luminosa huella continuará animando la existencia de Costa Rica. La vida y obra de don Alfredo es uno de los mejores ejemplos que los costarricenses debemos tomar de inspiración".

Algunos de sus escritos más importantes son:

Mensajes Presidenciales (1914, 1915, 1916)
Una conversación con el pueblo (1916)
Manifiesto a mis compatriotas (1919)
El petróleo y la Política en Costa Rica (1920)
La crisis Económica de Costa Rica, su origen y proceso (1936).

Algunas de sus obras son:

Escuela Normal, hoy Universidad Nacional.
Escuela Braulio Morales.
El palacio municipal de Heredia y el edificio de Correos y telégrafos de San José, inaugurados entre 1914 y 1916 respectivamente.

Homenajes:

Un parque situado al norte de la ciudad de Heredia, lleva el nombre de "Parque Alfredo González Flores". Es un reconocimiento de la Municipalidad de Heredia por sus múltiples servicios prestados a la ciudad.

La Directiva del Banco Nacional de Costa Rica, en su edificio central en San José, colocó un busto de don Alfredo y rindió en su honor un homenaje por haber sido el fundador de esa institución.

El Liceo Nocturno de la ciudad de Heredia, lleva su nombre por los múltiples servicios en beneficio de la escuela y la educación costarricense.

Fue un hombre preocupado también por los ancianos; pues al morir dispuso en su testamento un capital de cinco millones de colones para la fundación de una institución que bautizó como "Hogar para los ancianos". Esta institución está ubicada en la provincia de Heredia.

Copyleft © elespiritudel48.org Todos los derechos reservados
E-Mail: webmaster@elespiritudel48.org